Desde aquella vieja PC que tienes guardada en un oscuro rincón (definitivamente corriendo Linux) hasta aquella nueva y reluciente netbook con HSDPA incluido. ¡Hablemos sobre nuestros juguetes!